8 ideas clave sobre pastos leñosos

Defendiendo el pastoralismo como herramienta de gestión del medio natural.

Os presentamos a continuación unas cuantas ideas sobre los pastos leñosos, para ayudaros a explicar la situación actual , porqué los ganaderos en extensivo se ven tan seriamente afectados y qué podemos hacer para revertir esta situación. Vamos allá…

Los pastos leñosos son parte de la identidad de los sistemas silvopastoprales ibéricos

España es el Estado miembro de la Unión Europea (UE) con más extensión y diversidad de sistemas de ganadería extensiva basados en el aprovechamiento de pastos. La mayoría de los pastos naturales y seminaturales en España contienen árboles y arbustos, y en muchas situaciones la vegetación leñosa es predominante. Además de su importancia como recurso forrajero estratégico y de su enorme interés cultural, social y económico, muchos pastos leñosos tienen una gran importancia medioambiental por la diversidad de hábitats que ofrecen a la flora y fauna silvestre y por su papel en conservación de la biodiversidad, la protección de suelos y el almacenamiento de carbono.

La ganadería extensiva que aprovecha estos pastos es clave para el mantenimiento del medio rural

El pastoreo de estas superficies es una actividad económica que produce alimentos de calidad y crea puestos de trabajo en territorios económicamente marginales, aprovechando recursos forrajeros que de otra manera quedarían sin explotar. Además, la ganadería extensiva tiene un papel vital en la dinámica y mantenimiento de estos pastos en buen estado productivo, contribuye a la prevención de incendios forestales, así como a la conservación de hábitats y especies dentro y fuera de los espacios Natura 2000.

El abandono es el primer problema de conservación de los pastos leñosos

Actualmente existe una clara tendencia hacia el abandono de la actividad ganadera extensiva y de los pastos leñosos en España, y sobre todo del pastoreo en las tierras más marginales.

Las políticas agrarias y la PAC en particular deben contribuir al mantenimiento de estos pastos

Las políticas agrarias y rurales, incluida la PAC deben contribuir a revertir este proceso de abandono de los pastos y la pérdida de la ganadería extensiva. A falta de programas ambiciosos del segundo pilar en este sentido en España, revertir este proceso depende en gran parte del apoyo que reciban estos sistemas ganaderos dentro del primer pilar de la PAC, cuyos pagos directos tienen el objetivo de apoyar las rentas agrarias y evitar el abandono de la actividad.

Los nuevos Reglamentos que regulan la PAC parecían apuntar en la buena dirección, ya que reconocen plenamente que los árboles y arbustos pueden formar parte de los pastos permanentes admisibles para pagos del primer pilar, e incluso ser predominantes en ellos. Sin embargo, paralelamente, la Comisión Europea viene exigiendo desde hace algunos años sistemas de control de la admisibilidad más estrictos en el caso de los pastos arbolados y arbustivos, con el argumento de que superficies sin actividad agraria y sin una gestión mínima no deben beneficiarse de las ayudas directas.

Los rigurosos controles que las distintas administraciones españolas están realizando suponen una reducción progresiva de la superficie de pastos admisible para las ayudas directas. Estos controles se realizan mediante un procedimiento doble: por un lado, reclasificando en el SIGPAC recintos de pastos leñosos como forestales (excluyéndolos así completamente de las ayudas directas) y, por otro lado, aplicando un nuevo Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) para descontar las superficies y los elementos considerados no elegibles en los pastos.

La PAC debe apoyar el uso ganadero real de los territorios, penalizando el fraude y el abandono

Cómo incorporar los pastos leñosos en la PAC:

  • toda parcela con uso ganadero y que cumple con la legislación vigente y cuya vegetación encaja en la definición de pastos permanentes de la PAC debe considerarse a priori admisible.
  • las superficies abandonadas no deben cobrar ayudas de la PAC.
  • no se deben excluir parcelas o recintos sólo por la densidad de cobertura arbórea o arbustiva: esta vegetación puede ser consumida por el ganado y, por tanto, formar parte de la superficie elegible. Además bajo la cobertura leñosa puede desarrollarse pasto herbáceo que puede constituir un recurso pascícola importante.
  • el CAP debe restar únicamente elementos no productivos como suelo desnudo, roca, caminos de tierra o asfaltados, edificios; y en el caso de vegetación, masas claramente no pastables, teniendo siempre en cuenta el tipo de aprovechamiento ganadero que se realiza en la explotación.
  • en el caso de explotaciones de caprino en pastoreo, es vital tener presente que es un ganado totalmente adaptado al pasto leñoso y capaz de penetrar y aprovechar vegetación muy densa, hasta una altura de al menos 2 metros.

La coherencia y el objetivo común entre políticas agrarias y ambientales mejoraría la situación de forma sustancial

Identificar y describir pastos leñosos característicos de España, así como las principales prácticas ganaderas asociadas a ellos, aportando argumentos para revisar su admisibilidad.

Argumentar específicamente la importancia productiva y ecológica de los pastos adehesados en España.

Ofrecer una serie de criterios que podrían aplicarse para la determinación de las Prácticas Locales Establecidas por parte de las Comunidades Autónomas.

Explorar específicamente la posibilidad de identificar Prácticas Locales Establecidas en base a la importancia que tiene el pastoreo para la conservación de valores protegidos por las Directivas Hábitats y Aves.

Revisar aspectos concretos de la nueva normativa de la PAC y de su aplicación en otros Estados miembro.

La definición de pastos permanentes de prácticas locales establecidas podría realizarse de una manera sencilla siguiendo estos pasos:

  • Descripción del tipo de vegetación.
  • Principales usos ganaderos
  • Localización aproximada y claves SIGPAC.
  • Valor forrajero y situaciones de abandono.

Árboles y arbustos son alimento, y constituyen recursos clave en el manejo de las dehesas

Las dehesas y otros pastos adehesados comparten una estructura de vegetación en la que, por lo general, las copas de los árboles no impiden el crecimiento de hierba debajo de ellas y, además, cumplen toda otra serie de funciones descritas en este informe (refugio, alargamiento del período productivo, etc.). Por tanto, parece técnicamente injustificable que el arbolado se descuente de la superficie admisible en este tipo de pastos, tanto más si se tiene en cuenta el interés forrajero de las especies arbóreas dominantes en estos sistemas adehesados (Quercus spp., fresno, acebuche, castaño, etc.), de los que se aprovecha tanto el ramón como sus frutos. Además, estos sistemas son, por definición, multifuncionales y únicamente mediante la variedad de espacios, animales y prácticas consiguen asegurar su sostenibilidad.

Las dehesas forman un apartado especial en estos pastos leñosos. De algún modo han sido  mejor tratados por la PAC que los otros, ya que pueden incrementar su admisibilidad con un bonus del 20%. La prioridad actual consiste en fomentar la regeneración de arbolado mediante la rotación de zonas pastadas y la segregación temporal de algunos pastos para permitir su recolonización por leñosas. En estos casos deberían diseñarse fórmulas para que no perdieran su elegibilidad y se estimulara un buen manejo en las mismas…

En suma, iría en contra de toda lógica científica y agronómica excluir el arbolado de los pastos adehesados, dado que no reduce la capacidad forrajera de la parcela, sino que puede incluso aumentarla de forma notable.  Otro gran reto técnico, consiste en establecer el interés forrajero de las distintas especies leñosas, que a su vez puede estar condicionado por un segundo factor principal: la especie y raza ganadera que paste en la zona. Así ha quedado de manifiesto en las descripciones de algunas formaciones de matorral, aparentemente inaccesibles pero utilizadas por ganado caprino, o con un valor forrajero medio o alto, como es el caso de muchas leguminosas arbustivas.

No sólo los animales son importantes, la inteligencia está detrás del funcionamiento de estos sistemas

  • Informe sobre pastos leñosos: http://www.ganaderiaextensiva.org/InformeElegibilidadPastos.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *